Reflexión sobre los guías de montaña

        

Hace tiempo ya, probablemente años, veía y escuchaba cosas que me llamaban mucho la atención pero realmente no tenía ni idea de lo que realmente significaban y conllevaban.

Cuando eres un crío y empiezas en este mundillo, lo haces porque te llama la atención sus paisajes,sus colores, sus alturas, su libertad… 

También te impulsas un poco porque lo ves cerca, en el barrio en la TV, y hasta en casa, que envidia me daban mis hermanos cuando llegaban de pasar el fin de semana por a saber donde y contaban que habían estado en un tal Valle del Marques, Correcillas, Valdorria , Fontañan…….yo no sabia ni donde estaba el norte, pero veía esas fotos y tenia claro que algún día, yo estaría allí.

Vas aprendiendo como puedes, una  pincelada de aquí, otra de allí y poco a poco vas entrando en este juego, pero de aquella nadie o muy poca gente sabia realmente de que iba esto y la que sabia no estaba a tu alcance

Pasa el tiempo y con el los años, te vas haciendo algo mayor y tu cabeza empieza a funcionar de otra manera, empiezas a pensar que que bonito sería trabajar en algo que realmente te gusta( y quien no ha soñado con esto alguna vez…) y de repente piensas y porque no?y así, un día decides empezar a formarte, y con ello empiezan a sonarte frases, siglas, abreviaturas……UIAA, AEGM, UIMLA, técnico deportivo, guía de montaña, como mola eh?

Y de repente y no sin mucho esfuerzo y dedicación, un día te ves con un anagrama de esos en tu cazadora, una pegatina guapa puesta en tu furgo, un titulo mas para engordar tu currículum, y te dices a ti mismo ¡ que tío mas grande Mario, eres la ost…….!

Pero  claro está que solo acaba de empezar, y que lo primero que tienes que tener claro es que todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad, y que a partir de ahora todo lo que digas y hagas puede acarrear muchas cosas detrás.

Ayudas a dar algún curso, acompañas en alguna guiada, das tu primer “iniciación a la escalada”, y de repente te llegan tus primeros clientes propios   ( va nervios)

.

Cundo te das cuenta ha pasado tu primer año y sin querer por tus manos y tus creencias han pasado un buen puñado de gente, y te toca analizar, reflexionar, comprobar y saber, que la mayoría de esa gente, esta haciendo lo que tu le enseñaste, dijiste o inculcaste.

Se que muchos de los que me acompañasteis ya no tiráis mondas en el monte, ni asustáis al ganado que te encuentras en el medio de un camino que siempre fue mas de ellos que nuestro, que os ponéis casco hasta para mear, que pensáis mil veces el como pasar la cuerda por el mosqueton,que sabéis el gran respeto que tenemos que tener por un medio que  hemos ido  haciendo poco a poco nuestro y por supuesto y mas en mi caso y por como soy, el respeto que debemos de tener por todos los seres vivos.

Con todo esto quiero decir y dejar claro que no somos mas que nadie ni menos, que si que hemos estudiado para ello, que puede que sepamos mas en algunas cosas, pero no en todo ni mucho menos, que nos queda un largo camino en el que siempre seguiremos aprendiendo, pero que a partir de ese momento en el que te llenas de pines, pegatinas y demás también te llenas de responsabilidades que aunque no se vean en la ropa las tenemos que llevar siempre en la cabeza

P.D. cada día más orgulloso de haber elegido esta profesión

 

¡Comparte si te gusta!

8 Replies to “Reflexión sobre los guías de montaña”

  1. Lo bordas
    Preciosa reflexión de la vida en la montaña
    Me alegro que seáis felices con este hobby.
    Más que nunca mucha responsabilidad
    Maestro

  2. Una buena reflexión sobre lo q es ser guía de montaña. Bonita profesión, no exenta de una gran responsabilidad. Pero sé q es un orgullo aprender a tu lado, confiarse a tu gran juicio y capacidad para guiar a tus alumnos, porq eres grande en lo q haces….un gran maestro Mario

  3. Que tus sueños se hagan realidad me elegra
    Como bien dices es una gran responsabilidad y tu eres una persona muy responsable
    Disfruta haciendo ver lo maravilloso que es la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *